“Ser capaz de sentirse seguro con otras personas es probablemente el aspecto más importante de la salud mental; las conexiones seguras son fundamentales para tener una vida con sentido y satisfactoria.”

Bessel van der Kolk, El cuerpo lleva la cuenta (2017)

image001

Los talleres de crecimiento personal que facilito se basan en las metodologías de la terapia de grupo, y se focalizan en las interacciones que se producen en el mismo, el cual se convierte en un espacio seguro en el compartir las dificultades de cada uno de los miembros. Al igual que la psicoterapia individual, este método de trabajo está dirigido a apoyar a las personas a resolver sus conflictos, reencontrar el equilibrio emocional, estimular su crecimiento personal, potenciar sus habilidades sociales y dotarlas de las herramientas de afrontamiento que necesitan para tener bienestar y realización en sus vidas.

La energía que se genera en un grupo orientado a fines terapéuticos o crecimiento personal se convierte en un poderoso instrumento que apoya y potencia el cambio que sus miembros anhelan. La terapia de grupo es tan eficaz porque en primer lugar las personas sienten que no están solas con su problema, además el vincularse con los demás miembros del grupo genera cambios internos de apertura y socialización que contribuyen a la auto-regulación y a la homeostasis (equilibrio interno) de sus miembros. La vivencia de compartir las emociones y pensamientos más íntimos sin miedo a la crítica, fomenta un elevado nivel de cohesión grupal y que la transformación psicológica sea estable a lo largo del tiempo.

El grupo es conducido por mí, como terapeuta, y suele orientarse alrededor de un tema, que hace aflorar las diferentes dificultades alrededor del mismo de las personas que participan. Suele incluir dinámicas de grupo y ejercicios vivenciales para facilitar el “darse cuenta”, la introspección y el autoconocimiento de un@ mism@.

La terapia grupal puede ser muy útil para tratar la mayoría de los problemas o trastornos psicológicos, ya sea como elemento terapéutico aislado o como complemento a la psicoterapia individual. En la actualidad, la terapia de grupo es una herramienta consolidada en el ámbito de la psicología. Sus beneficios han sido ampliamente documentados en la literatura científica y su eficacia para abordar diferentes problemas y trastornos está comprobada.