“El único y verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino tener nuevos ojos”. No podemos transformar nuestras organizaciones y modelos de negocio si los miramos con “ojos antiguos”. Cualquier transformación, también la digital, se inicia a través de las personas. RRHH debe asumir el liderazgo en este viaje apasionante. Hemos de transformar nuestra visión de manera profunda y disruptiva.”

Josefa Solanilla Directora RRHH y Comunicación Interna MediaMarkt Iberia
“The future of work” Impact Hub Madrid, Mayo 2018.

Nuestro reto es detectar el talento necesario para cubrir las necesidades futuras de las organizaciones, pues éstas van a cambiar radicalmente. Nuevas habilidades y competencias conformarán las claves del éxito de modelos de negocio que están en constante evolución. La atención plena, o Mindfulness, es una palabra que nuestra sociedad está comenzando a ver con mayor frecuencia, es un método de acercamiento a la vida cotidiana en el que las personas comiencen a ser conscientes y tomar en cuenta en sus decisiones su estado interno: en lugar de reaccionar automáticamente a las circunstancias externas, nos tomamos un momento para observar y observarnos. En ese espacio podemos elegir qué respuesta dar desde un estado de mayor consciencia y presencia, saliendo del piloto automático con el que solemos vivir.

Se han realizado una gran cantidad de investigaciones sobre la atención plena que han demostrado que:

  • La atención plena reduce el estrés y la reactividad al estrés (Galantino, Baime, Maguire, Szapary y Farrar, 2005; Wolever, Bobinet, McCabe, Mackenzie, Fekete, Kusnick, & Baime, 2012; Weinstein, Brown, & Ryan, 2009; Shapiro, Astin, Bishop y Cordova, 2005)
  • Reduce los mecanismos negativos de afrontamiento (Grégoire, Lachance y Taylor, 2015)
  • La práctica prolongada de meditación o de atención plena en realidad cambia los circuitos en el cerebro (Davidson, Kabat-Zinn, Schumacher, Resenkranz, Muller et al., 2003), volviendo a entrenarnos para amortiguar nuestra reactividad de los estímulos, proporcionando espacio mental que nos permite una mejor toma de decisiones, más reflexiva.
  • Las investigaciones sobre mindfulness en el lugar de trabajo (Hülsheger, Alberts, Feinholdt y Lang, 2013; Krasner, Epstein, Beckman, Suchman, Chapman, Mooney y Quill, 2013) muestran que los empleados muestran mejoras en el trabajo, disminuye el agotamiento y aumenta la resiliencia.
  • En las investigaciones sobre mindfulness y liderazgo (Reb, Narayanan y Chaturvedi, 2014) y Van Auken, (2019) se entrevistaron a líderes de diferentes edades, razas, géneros e industrias que creían que la atención plena afectaba su práctica de liderazgo. Lo que encontró fue un modelo holístico de cómo la atención plena se integra en cómo estos “líderes” viven sus vidas de una manera más plena, integrando en su cotidianidad un mayor propósito y conexión con lo que les realiza como personas.

La atención plena, o mindfulness es un recurso extremadamente valioso en los entornos profesionales para cultivar el bienestar psicológico y la resilencia, para navegar las aguas del cambio que nos trae un mundo globalizado y permanentemente conectado, los cambios generacionales… en definitiva para desarrollar nuestra habilidad de “responder” superando viejos patrones inconscientes que nos hacen “reaccionar” de forma poco reflexiva.

Se trata de no sólo afrontar las demandas contemporáneas de una forma más creativa, se trata sobre todo de atender y dar espacio a nuestro anhelo interno de vivir una vida más plena realizando cada vez más nuestro potencial, la mejor versión de lo que estamos llamados a ser como seres humanos y únicos.

En la página de “Entrenamiento” puedes ver un poco nuestra propuesta para desarrollar estas habilidades.